jueves, 12 de agosto de 2010

mEjOr QuE tOdO

Si me levanto ahora es que sigo un poco inconsciente y si luego estoy de pie no es más que porque todavía me cuesta pensar.
Me cuesta pensar porque sigo hablando y si sigo hablando es que realmente estoy dormido.
Todo es muy bonito cuando no lo veo.
A través de mis ojos se alteran orden y lógica.
Más interesante que recibir un beso es esperar a que los elementos reduzcan las distancias. Con una obra teatral pasa lo mismo cuando el público se desata en aplausos o abucheos y gritos varios.
Aún más interesante que ver a alguien moverse y actuar es verlo en el útero regocijándose y viviendo.
Mejor que decir cómo acaba una novela es contar cómo llega hasta el final.
Yo estoy mejor sin estar, antes de serlo, antes de empezar, he visto el final antes de creerlo y me da asco que exista, lo respeto por pura moral pero sé que nos odia.
Mejor que fumar un cigarrillo mágico no es liarlo.
Igual mejor que correrse es follar, pero así te quedas interrogativo.
Mejor que el footing o andar en bici es un dislate.
Mejor estar sentado mientras te mueves hacia el fondo.
Mejor que los continentes se conviertan en océanos.
Mejor que respirar es dormir sonriendo entre burbujas.
Entre sirenas.
Mejor que observar una flor no es ver cómo crece, aunque es muy interesante.
Y mejor que mear en un hormiguero es quemarlo con cerillas.
Aunque mejor que el ser amable no es el ser sádico.
Aún mejor que el ser sádico es el ser ilógico.
Mantenerme en una línea a baja altura viendo que no voy a tropezar con ella, mientras miro hacia abajo, viéndome las puntas de los pies y todos los metros que faltan para que me caiga, balanceándome, haciendo un poco el tonto.
Mejor que hablar es sentir.
Mejor que ver es oír.
Sin embargo hay algo que es mejor que todo.

1 comentario:

  1. Me ha gustado. Me has puesto nerviosa y no sé exactamente por qué.

    ResponderEliminar